2-1 Diez Razones

2-1 Diez Razones por las Cuales el Discipulado Personal No Se Practica en la Mayoría de las Iglesias

1)  La definición generalmente aceptada del término “discipulado” no es la misma que la definición bíblica.

Hablando en forma general, dentro de la comunidad cristiana el término “discipulado” ha llegado a ser sinónimo de lo que es “enseñar verdades bíblicas”. 

Así que muchos piensan que toda persona que “enseña” está cumpliendo con el mandato de “hacer discípulos”.  El concepto bíblico de discipulado (como se describe en la Lección 2-2) lleva consigo una interacción más profunda entre el que es discipulador y el discípulo.  Sin duda la enseñanza bíblica es un componente esencial en el proceso de discipulado, pero también deben de incluirse otros componentes de mucha importancia espiritual. 

En realidad la práctica común de enseñar verdades bíblicas requiere poca interacción debido a que muchas veces en una sesión o sermón, el maestro se la pasa hablando mientras que los demás que están sentados escuchan.  Para que un creyente llegue a ser un discípulo maduro, se le debe dejar expresar sus puntos de vista y dudas particulares.  En otras palabras, es necesario redefinir el término “discipulado” para que se entienda como un compromiso de “paternidad espiritual” o “crianza espiritual”. 

En 1Tesalonicenses 2:3-13, Pablo compara la paternidad espiritual con la paternidad biológica.  Así que la presentación de la enseñanza como el ingrediente único del discipulado, sería semejante a creer que la alimentación es el único ingrediente necesario para el crecimiento físico de un niño. Ver la Lección 2-2.


2) Existe una tendencia hacia el desarrollo de “maestros” en vez de “discipuladores”

Por el concepto erróneo que caracteriza al discipulado común, la tendencia es considerar a aquellos que tienen el “don” de enseñar como los creyentes con mayor potencial a ser usados.  Este concepto de discipulado presenta algunos problemas que deben mencionarse.  Si discipular es equivalente a “enseñar”, ¿somos todos maestros?  Siendo que el ser maestro es un don del Espíritu, ¿podemos concluir que todos tenemos el don de ser maestros? 

La respuesta obviamente es “no”.  Si preguntásemos, muy pocos creyentes podrían decir que tienen el don de ser maestro. 

¿Cómo va a ministrar entonces la mayoría que no tiene ese don?  Así que muchos creyentes reconocen bien sus capacidades naturales, pero por no considerarse maestros, no encuentran ningún ministerio espiritual, fuera de asistir a los cultos y no caer en algún pecado grave.  Así que se debe redefinir lo que es el “discipulado”.  Nosotros no debemos esperar a que muchos creyentes lleguen a ser maestros, pero sí, debemos esperar a que casi todos los creyentes lleguen a ser discipuladores

Dios diseñó un sistema de multiplicación por el cual los humanos hemos poblado la tierra.  Si nos es triste cuando una pareja de casados no puede tener hijos biológicos, ¿no debe de igual manera ser triste cuando los creyentes no tienen hijos espirituales? (de no hacer discípulos).

Romanos 12:4-8  Pues, así como cada uno de nosotros tiene un solo cuerpo con muchos miembros, y no todos estos miembros desempeñan la misma función, también nosotros, siendo muchos, formamos un solo cuerpo en Cristo, y cada miembro está unido a todos los demás. Tenemos dones diferentes, según la gracia que se nos ha dado. Si el don de alguien es el de profecía, que lo use en proporción con su fe si es el de prestar un servicio, que lo preste; si es el de enseñar, que enseñe; si es el de animar a otros, que los anime; si es el de socorrer a los necesitados, que dé con generosidad; si es el de dirigir, que dirija con esmero; si es el de mostrar compasión, que lo haga con alegría.

1 Corintios 12:28-29 En la iglesia Dios ha puesto, en primer lugar, apóstoles; en segundo lugar, profetas; en tercer lugar, maestros; luego los que hacen milagros; después los que tienen dones para sanar enfermos, los que ayudan a otros, los que administran y los que hablan en diversas lenguas. ¿Son todos apóstoles? ¿Son todos profetas? ¿Son todos maestros? ¿Hacen todos milagros?

Santiago 3:1 Hermanos míos, no pretendan muchos de ustedes ser maestros, pues, como saben, seremos juzgados con más severidad.


3) El poder influenciar a varias personas simultáneamente, es un método más atractivo que el discipulado personal, el cual se considera lento, ineficiente y de gran consumo de tiempo y energía

Es importante reconocer que el método de multiplicación bíblico es mucho más efectivo a largo plazo. Esto es muy importante porque su poca efectividad a corto plazo ha creado la idea errónea de que no es un buen método. Hablando honestamente, muchos líderes cristianos miden el éxito en números. Ésta es una trampa, y la razón por la cual hay tanto énfasis de la comunidad cristiana en llevar a cabo eventos y actividades que aparentemente muestran un éxito a corto plazo, basados en el número de asistentes.


Aumento de la Iglesia por medio de la Multiplicación

(rather than just considering “addition”)

Número de “creyentes”
(1 convertido cada día)

 

Number of “Disciples”
(1 discípulo
cada 6 meses)

1

Empiezo

1

183

½ año

2

365

1 año

4

548

1½ años

8

730

2 años

16

913

2½ años

32

1,095

3 años

64

1,278

3½ años

128

1,460

4 años

256

1,643

4½ años

512

1,825

5 años

1,024

2,190

6 años

4,096

2,555

7 años

16,384

2,920

8 años

65,536

3,285

9 años

262,144

3,650

10 años

1,048,576

4,015

11 años

4,194,304

4,380     12 años 16,777,216

Las cifras de la columna izquierda representan las sumas alcanzadas si ese creyente pudiera convertir a un incrédulo cada día del año.

Las cifras de la columna derecha representan las sumas alcanzadas si el primer creyente (y cada discípulo después) pudiera discipular a un creyente mas durante cada periodo de seis meses.

A corto plazo es más impresionante el número de convertidos, pero a largo plazo se nota una diferencia tremenda. ¿Cuál de los dos métodos será más bíblico?

2 Timoteo 2:2  Lo que me has oído decir en presencia de muchos testigos, encomiéndalo a creyentes dignos de confianza, que a su vez estén capacitados para enseñar a otros.


 




4) La mayoría de los creyentes se consideran entrenados inadecuadamente, o no dotados

El problema - Una Congregacion Tpica en La Iglesia Moderna

  • Los Seguidores usualmente cuentan con más tiempo disponible, pero ellos no sienten que están adecuadamente entrenados como para atender las necesidades espirituales de los nuevos creyentes.
  • Los pastores / Líderes típicamente son percibidos como los “capacitados”, pero ellos no sienten tener el tiempo necesario para dedicarse individualmente a los nuevos convertidos.
  • Pastores / Lideres estan haciendo su trabajo apoyando la iglesia.
  • Seguidores tipicamente estan BIEN con este modelo aunque el problema resulta en una iglesia anemica.

La Solución: Un Modelo Mejor

Efesios 4:11-16 Él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; y a otros, pastores y maestros, a fin de capacitar al pueblo de Dios para la obra de servicio, para edificar el cuerpo de Cristo. De este modo, todos llegaremos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a una humanidad perfecta (madura) que se conforme a la plena estatura de Cristo.

Así ya no seremos niños, zarandeados por las olas y llevados de aquí para allá por todo viento de enseñanza y por la astucia y los artificios de quienes emplean artimañas engañosas. Más bien, al vivir la verdad con amor, creceremos hasta ser en todo como aquel que es la cabeza, es decir, Cristo. Por su acción todo el cuerpo crece y se edifica en amor, sostenido y ajustado por todos los ligamentos, según la actividad propia de cada miembro.

 

  • The role of Church Leaders is to “equip the saints” to disciple / spiritually mentor others.  This can be done in corporate training sessions and modeled in one-in-one relationships.
     
  • The role of the “saints” / followers is to have a surrendered attitude and a learner’s disposition to be trained to mentor others.
     
  • The result should be personal discipleship / one-on-one mentoring as the norm rather than the exception.  The expectation is that every believer is in the process of being mentored or mentoring others.

The ultimate goal is spiritual maturity, spiritual fruitfulness, and spiritual reproduction, which leads to church growth through multiplication. 



¿Es Necesario un Don Espiritual para Discipular?

MALENTENDIDO: Existe una generalizada y equivocada creencia de que el creyente común no puede discipular efectivamente a otro creyente a no ser que sea “dotado espiritualmente”.

¿Será que hay alguna base bíblica para esta creencia? Nosotros pensamos que no. La mayoría de los creyentes están en lo correcto al creer que tienen que estar disponibles para el Señor, con el propósito de serle testigos ante los inconversos; aunque no haya un don de “ser testigo”. De la misma manera, tampoco hay un don de “discipular”.

Los líderes de las iglesias deberían transmitir a las congregaciones la idea de que cada creyente debe estar disponible para ser usado por el Espíritu Santo como testigo y como discipulador.

  • No es intención de Dios que cada creyente sea dotado como “evangelista”.

Efesios 4:11  Él mismo constituyó a unos, apóstoles;… a otros, evangelistas;

  • Pero Dios sí quiere que cada creyente esté dispuesto a testificar de el. (no es un don especial).

Mateo 5:16  Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo”.

Hechos 1:8  …Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.

1 Pedro 3:15 …Más bien, honren en su corazón a Cristo como Señor. Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes.

  • No es intención de Dios que cada creyente sea dotado como “maestro”.

Efesios 4:11  Él mismo constituyó a unos, apóstoles;… y a otros, pastores y maestros.

Romanos 2:6-8 Tenemos dones diferentes, según la gracia que se nos ha dado. Si el don de alguien es … el de enseñar, que enseñe…

  • Pero Dios sí quiere que cada creyente esté dispuesto a “discipular” a otros (es decir, ser un padre espiritual), lo cual no es un don especial.

1 Tesalonicenses 2:7-13  Aunque como apóstoles de Cristo hubiéramos podido ser exigentes con ustedes, los tratamos con delicadeza. Como una madre que amamanta y cuida a sus hijos… Saben también que a cada uno de ustedes lo hemos tratado como trata un padre a sus propios hijos. Los hemos animado, consolado y exhortado a llevar una vida digna de Dios, que los llama a su reino y a su gloria. …

Juan 12:24-26 Ciertamente les aseguro que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, se queda solo. Pero si muere, produce mucho fruto. …

Mateo 28:18-20  Vayan y hagan discípulos de todas las naciones.

Tanto el mandato de serle testigos, como también el mandato de hacer discípulos, fueron dados a la iglesia en general, no solamente a aquellos que estaban presentes en ese momento.

Mateo 28:18-20   Jesús se acercó entonces a ellos y les dijo: —Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, 20 enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.

 Hechos 1:8  Pero, cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.


5) La tutoría personal, paternidad espiritual y reproducción espiritual, no han sido practicadas en la iglesia.

Los nuevos creyentes deberían tener como modelos para imitar a aquellos con un tiempo mayor en el cristianismo y con los cuales se congregan. Pero en la mayoría de los casos, no es así. Así que muchas veces los nuevos convertidos no tienen el ejemplo de madurez espiritual de parte de los otros creyentes.

6) En muchas iglesias “el discipulado personal” (paternidad espiritual) no es mostrado, ni promovido por los líderes.

I Pedro 5:1-3 nos dice: A los ancianos que están entre ustedes, ... les ruego esto: cuiden como pastores el rebaño de Dios que está a su cargo, ... sean ejemplos para el rebaño.

No sólo decir a la gente lo que deben hacer, sino mostrarles lo que deben hacer. ¿Se puede acaso esperar de los creyentes que sigan sin ver de los líderes el ejemplo?

7)  Existe la suposición de que al apropiarse de cononocimiento bíblico, uno llega a una madurez espiritual, sin la necesidad de ser discipulado. Ver la Lección 2-2.

8)  Muchas iglesias ponen más énfasis en hacer conversos, que en hacer discípulos.

El Señor Jesús, al dar lo que conocemos como la Gran Comisión (Mateo 28:19-20), mandó ir a todas las naciones y hacer discípulos, no sólo convertirlos.

Esto resalta la necesidad de diferenciar entre “discípulo” y “no-discípulo”.

Es por eso importante mencionar que no todos los creyentes son discípulos desde el punto de vista bíblico. Entonces, ¿cuál es la definición correcta del término “discípulo?”

Lucas 6:40   El discípulo no está por encima de su maestro, pero todo el que haya completado su aprendizaje, a lo sumo llega al nivel de su maestro.

Por lo tanto, un discípulo es uno que se está convirtiendo en MEJOR a Jesús, no solo sabiendo más sobre Jesús.

9) Muchos creyentes no quieren comprometerse a hacer algo que pueda interferir con su forma de vivir o con sus planes.

10) Muchas veces las verdades bíblicas se presentan en forma aislada, sin una buena explicación de cómo ponerlas en práctica en la vida diaria.

Imagínese que está viendo las transparencias de la presentación de un “proyecto”, un “procedimiento médico”, o “de un viaje” que alguien realizó. Normalmente se espera que la presentación comience con un “objetivo”, o un “panorama” y continúe después en forma progresiva y secuencial.

Pero, ¿que pasaría si las transparencias se cayeran accidentalmente al suelo y se pierda el orden? Seguramente la persona que está haciendo la presentación podría explicar cada transparencia, pero tendría dificultad en hacer la presentación en forma ordenada. Entre mas complicado sea el material y mayor la ignorancia del espectador al tema presentado, mayor también será la dificultad de hacer la presentación en forma lógica.

Muchas veces las verdades bíblicas se presentan también en forma desordenada. Así que, un recién convertido puede tener dificultad de asimilarlas y juntarlas en forma que tengan sentido.


6) Creemos Que Los Siguientes Conceptos Son Los Más Necesarios Para Ayudar Al Nuevo Convertido A Seguir A Jesús.

Nota: El orden de estos conceptos es de abajo hacia arriba, y está diseñado solo para servir de guía.)