La Vida Cristiana Resumida

3-1 La Vida Cristiana Resumida

1)  La Salvación es más que ser salvo del Infierno

Dios tiene un propósito mucho más grande para nuestras vidas aquí en la tierra y en la eternidad.

Juan 10:10  (Jesús dijo) …  yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia.

1 Corintios 2:9  … como está escrito: «Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman


2)  El Hombre es una creación especial

Dios apartó al hombre y le puso un espíritu.

Génesis 2:7 Y Dios el Señor formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y el hombre se convirtió en un ser viviente.


El Ser Humano



Dios apartó al hombre y le puso un espíritu.

1 Tesalonicenses 5:23 Que Dios mismo, el Dios de paz, los santifique por completo, y conserve todo su ser —espíritu, alma y cuerpo — irreprochable para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

Los animales no tienen espíritu – por lo tanto no son conscientes de Dios.


3)  El problema comenzó con Adán y Eva

Dios dio un mandamiento (una ley), la cuál desobedecieron. Como resultado de su desobediencia el pecado y la muerte entraron en el mundo.

Romanos 5:12 Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y por medio del pecado entró la muerte; fue así como la muerte pasó a toda la humanidad, porque todos pecaron.

La Biblia describe a Dios: Dios es Amor.  Él es Perfecto, Soberano, Fiel, Santo, Justo, Misericordioso, Compasivo.  Él no puede hacer ningún mal. Él no puede mentir.  Él nunca cambia. Así que Él es completamente confiable.

Satanás describe a Dios como alguien en quien no se puede confiar. Él trata de engañarnos para que creamos que Dios no quiere lo mejor para nosotros. La mentira de Satanás es que podemos alcanzar la paz, la felicidad y la satisfacción continua aún viviendo independientes de Dios

El gozo y la paz que Dios quiere para cada ser humano sólo es posible viviendo en armonía con Él.

Juan 14:27  (Jesús dijo)  … Mi paz les doy.  Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo.

Romanos 14:17  porque el reino de Dios no es cuestión de comidas o bebidas sino de justicia, paz y alegría en el Espíritu Santo.


4)  No todo lo que un incrédulo hace es malo

Un incrédulo puede hacer muchas cosas buenas desde el punto de vista del hombre. El problema es que el bien que puede hacer el hombre está lejos de la medida de la perfección de Dios.

Todo lo que hace el hombre es “defectuoso”. El mejor comportamiento del incrédulo no tiene valor delante de Dios, Dios no puede aceptarlo.

Sus obras (frutos) no tienen vida (eterna), son imperfectas, y no pueden complacer a Dios.  Aun sus buenas obras son temporales, sólo para esta vida.

Efesios 4:18  … tienen oscurecido el entendimiento y están alejados de la vida que proviene de Dios.

Romanos 3:23  … todos han pecado y están privados de la gloria de Dios, …

Romanos 3:10-12 … No hay un solo justo, ni siquiera uno; … nadie que busque a Dios. … No hay nadie que haga lo bueno; ¡no hay uno solo

Romanos 8:7-8  La mentalidad pecaminosa es enemiga de Dios, pues no se somete a la ley de Dios, ni es capaz de hacerlo.  Los que viven según la naturaleza pecaminosa no pueden agradar a Dios.




La naturaleza humana es ilustrada como un árbol malo.

Mateo 7:18 (Jesús dijo) Un árbol bueno no puede dar fruto malo, y un árbol malo no puede dar fruto bueno.  

La naturaleza humana sólo puede producir fruto artificial. A la vista humana puede parecer bien, pero no tiene vida. ¿Sería nutritivo para usted comer un pedazo de fruta artificial? ¿Quedaría satisfecho?


5)  La Salvación

Al darse cuenta que la vida no tiene valor independiente de Dios, el incrédulo clama a Dios.

Romanos 10:13  … «todo el que invoque el nombre del Señor será salvo».  

La salvación es simplemente el comienzo de la vida cristiana.  “La vida eterna” no es un objeto, sino es la vida eterna con Dios.


6)  Al ser salvo recibí al Espíritu Santo y una nueva vida

Desde el momento que me convierto en hijo(a) de Dios, puedo comenzar a disfrutar del compañerismo con Dios.  Esto es debido a la justicia de Jesús, no por mis propios méritos.

1 Corintios 1:30  … ustedes están unidos a Cristo Jesús, a quien Dios ha hecho nuestra sabiduría —es decir, nuestra justificación, santificación y redención—   

¡EL ESPÍRITU SANTO ES DIOS MISMO!

1 Corintios 6:19-20 ¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, … 

Juan 16:13 (Jesús dijo)  … el Espíritu … los guiará a toda la verdad, ...

Romanos 8:16 El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios.



Antes (siendo incrédulo), era un pecador culpable ante un Juez SantoAhora (siendo creyente), soy hijo del Padre, cuidado por un Ser divino, el Espíritu Santo.

Nota: La línea circular de puntitas representa un aspecto “condicional” de permanecer.


7)  ¡Hay buenas noticias y malas noticias!

¡Malas Noticias!  Nuestra naturaleza humana no ha sido cambiada; ya que todavía no puede producir buen fruto.

Juan 6:63  (Jesús dijo)  El Espíritu da vida; la carne no vale para nada. …

¡Buenas Noticias!  No importa que nuestra vieja naturaleza humana y pecaminosa no haya sido cambiada, porque Dios nos ha dado una naturaleza nueva, Su naturaleza divina en la Persona del Espíritu Santo.

2 Pedro 1:3-4  … Su divino poder, al darnos el conocimiento de Aquel que nos llamó por Su propia gloria y potencia, nos ha concedido todas las cosas que necesitamos para vivir como Dios manda.  Así Dios nos ha entregado Sus preciosas y magníficas promesas para que ustedes, luego de escapar de la corrupción que hay en el mundo debido a los malos deseos, lleguen a tener parte en la naturaleza divina.


¡MI NATURALEZA HUMANA NO FUE CAMBIADA CUANDO ME CONVERTÍ!



La misma naturaleza humana pecaminosa, no ha mejorado ni un poquito, ya que todavía es incapaz de producir fruto aceptable a Dios. 

Gálatas 3:3 … Después de haber comenzado con el Espíritu, ¿pretenden ahora perfeccionarse con esfuerzos humanos

Gálatas 5:17 Porque ésta desea lo que es contrario al Espíritu, y el Espíritu desea lo que es contrario a ella. …

LA LEY EXPONE EL CARÁCTER DE NUESTRA NATURALEZA HUMANA.

Romanos 3:19-20 … mediante la ley cobramos conciencia del pecado.

La naturaleza humana es ilustrada como una fuente o pozo salado, incapaz de sustentar la vida humana.

Santiago 3:11-12  ¿Puede acaso brotar de una misma fuente agua dulce y agua salada?  Hermanos míos, ¿acaso puede dar aceitunas una higuera o higos una vid? Pues tampoco una fuente de agua salada puede dar agua dulce.

Imagine la Ley como un Aviso puesto al lado de un charco en el desierto: ¡“ADVERTENCIA”!  “Esta agua está contaminada y es dañina si se bebe.”


8)  Más buenas noticias y más malas noticias

Buenas Noticias = El Espíritu Santo vive permanentemente en usted, es decir, Él nunca le dejará.

Juan 14:16 (Jesús dijo)  Y yo le pediré al Padre, y Él les dará otro Consolador para que los acompañe siempre.

Nota: El Espíritu Santo ayuda al creyente a entenderle y seguirle, Él no debe ser considerado como un sirviente que espera que el creyente le ordene.

Malas Noticias = Usted recibió un cuerpo humano, y junto con ello la naturaleza humana pecaminosa. Así que usted no dejará la naturaleza humana hasta que muera físicamente. Todos tenemos la misma naturaleza humana pecaminosa.


9)  Reconociendo el Señorío de Cristo

La decisión de aceptar el Señorío de Cristo sobre su vida significa que está sometiendo su voluntad a Su autoridad, seguida por el proceso de aprender a permanecer.  (la santificación y el crecimiento espiritual)

Tenga en cuenta que "no está cediendo algo a Dios" cuando lo reconoce como Señor y Amo, porque usted ya ha sido comprado.  Él es su Dueño.  Por lo tanto, hacer algo menos que entregarse incondicionalmente a Él es usurpar la autoridad sobre lo que no le pertenece.

1 Corintios 6:19-20  ¿No se dan cuenta de que su cuerpo es el templo del Espíritu Santo, quien vive en ustedes y les fue dado por Dios?  Ustedes no se pertenecen a sí mismos, porque Dios los compró a un alto precio.  Por lo tanto, honren a Dios con su cuerpo.

Él es legítimamente mi Señor, y necesito reconocerlo y aceptarlo.  Él no se convertirá en mi Señor algún día en el futuro.  El negarse a reconocer la verdad resultará en la pérdida de bendiciones aquí en la tierra y la de recompensas en el Tribunal de Cristo.

(Vea Lección 3-5 para más detalles sobre el tema "Su Señorío)


10)  Permaneciendo en armonía (comunión) con el Señor

La condición de vivir en comunión con Él se llama PERMANECER.  Todo creyente inicia la vida cristiana aquí.

 



Ilustración de Permanecer: Si usted tiene un objeto pequeño y lo suelta, la fuerza de gravedad vence al objeto, y este inmediatamente cae. Piense en la fuerza de gravedad como una representación de la forma en la cual su naturaleza humana le atrae fuera de Dios y hacia el pecado.

Ahora coloque ese objeto encima de su mano abierta. Debido a que el poder de su mano es mayor que la fuerza de gravedad, usted confiadamente puede dejar que el objeto, “descanse” en su mano. El objeto no cae, aunque la fuerza de gravedad no ha disminuido.

Su mano representa al Espíritu Santo y el objeto lo representa a usted. Por el tiempo que usted desee, puede “descansar” en Él y puede experimentar continuamente el poder de Él sobre su naturaleza pecaminosa.

Éste es un lugar de descanso.  Ésta sí es la posición de una rama en un árbol.  (Juan 15)

Mateo 11:28-30  (Jesús dijo) »Vengan a Mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y Yo les daré descanso.  Carguen con Mi yugo y aprendan de Mí, pues Yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma.  Porque Mi yugo es suave y Mi carga es liviana


11)  ¿Debo esperar vivir una vida sin pecar jamás?

Continúe pensando en la fuerza de gravedad como una ilustración de la forma en la cual mi naturaleza pecaminosa me atrae hacia el pecado. ¿Paso el día preocupado, esperando caer físicamente? ¡Claro que no! Sin embargo cuido mis pasos para no caerme.  De igual manera debo permanecer siempre alerta para no ser dominado por la naturaleza pecaminosa.

1 Juan  2:1 Mis queridos hijos, les escribo estas cosas para que no pequen. Pero si alguno peca, tenemos ante el Padre a un intercesor, a Jesucristo, el Justo. 

Gálatas 5:16 Así que les digo: Vivan por el Espíritu, y no seguirán los deseos de la naturaleza pecaminosa.


12)  ¿Qué hace el Espíritu Santo mientras yo vivo en armonía con Él?

Él está incrementando continuamente la producción de Su fruto en mi vida.

Gálatas 5:22-23  En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas.

Juan 15:5  »… El que permanece en Mí, como yo en Él, dará mucho fruto; …

Él está glorificando al Padre a través de mí.

Juan 15:8  Mi Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto

Él está haciendo que yo crezca en madurez espiritual.

Juan 15:2  … toda rama que da fruto la poda para que dé más fruto todavía.

Romanos 12:2  … sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.

Él está haciendo que yo experimente Su gozo.

Juan 15:11  Les he dicho esto para que tengan Mi alegría y así su alegría sea completa.

Él está produciendo una herencia eterna para mí.

Juan 15:16  No Me escogieron ustedes a Mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. …

2 Corintios 4:17  Pues los sufrimientos ligeros y efímeros [breves] que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale muchísimo más que todo sufrimiento.

Él atrae a otros a Sí Mismo a través de mi vida.

Hechos 1:8  (Jesús dijo)  Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán Mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.


13)  Vivir en armonía continua es “condicional”. 

Todavía tengo la naturaleza humana pecaminosa, y Dios no me quitará el derecho para decidir. En cualquier momento puedo salirme de la condición de “descanso” (permaneciendo), y dejar que mi naturaleza humana me domine.



Regresando a la ilustración de la mano, si usted no está descansando sobre la mano es porque usted mismo ha elegido salirse de ella.  Esto no tiene nada que ver con el asunto de la salvación, sino más bien, con el fruto que el Espíritu Santo produce a través de su vida aquí en la tierra.

La relación entre esposos y esposas cristianos – debe ser un modelo de como vivir en armonía (comunión).

Efesios 5:31-32  «Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo.»  Esto es un misterio profundo; yo me refiero a Cristo y a la iglesia. …

Efesios 4:30  No ofendan al Espíritu Santo de Dios, …

Para hacer fluir esa agua viva que reside en nosotros, tenemos que tener una armonía continua con nuestro Señor Jesucristo. Cada creyente tiene esa agua viva lista para fluir a través de su vida.

Juan 7:38-39  (Jesús dijo)  De aquel que cree en Mí, como dice la Escritura, brotarán ríos de agua viva.  Con esto se refería al Espíritu que habrían de recibir más tarde los que creyeran en Él. …


14)  Aun siendo creyente usted puede vivir a menudo fuera de armonía con el Espíritu Santo

¡Si elijo someterme a la naturaleza pecaminosa me encontraré aquí, pero no tengo que quedarme aquí!

El tiempo en que está fuera de armonía con el Espíritu Santo durará sólo lo que yo quiera.

La restauración a la condición de vivir en armonía tomará lugar inmediatamente al confesar la ofensa(s) por la cual el Espíritu Santo me hace responsable.



¿Cómo puedo saber si estoy fuera de comunión (no permaneciendo)? Normalmente los síntomas físicos (como el dolor) indican un cuerpo enfermo. Del mismo modo, debemos estar alerta a los síntomas espirituales crónicos de la naturaleza pecaminosa, tales como:

  • Preocupación
  • Ansiedad
  • Criticismo
  • Impaciencia
  • Falta de paz
  • Ira
  • Frustración
  • Derrotas
  • Irritabilidad
  • Comportamiento Adictivo
  • critical or judgmental attitude
  • ¿Otros síntomas en curso?

IMPORTANTE: En una familia sana, la supervisión de la armonía entre el niño y los padres es responsabilidad de los padres, no de los niños. Del mismo modo, el Espíritu Santo vigila constantemente nuestra armonía con Él y tenemos que estar continuamente sensibles a Su voz, ya que nuestro juicio a menudo es defectuoso.


15)  ¿Por qué viven algunos creyentes fuera de armonía con el Espíritu Santo?

Algunos no están dispuestos a darle a Él la autoridad sobre sus vidas.  ¿Piensa usted que está caminando codo a codo con el Señor, pero usted está a cargo? (¿es decir, que Él es su socio?)  ¿Piensa que Él sólo está ahí para ayudarle cuando usted tiene una necesidad?  ¿O le ve usted a Él como su Amo, a quien usted sigue como siervo suyo?  ¡Eso sí es Señorío!

Él no pide que usted diseñe su futuro y luego deje que Él se acomode a su conveniencia.  Por el contrario.  Él tiene un plan personalizado para usted y Su deseo es que usted quiera y se disponga a seguirlo.



Algunos ven a Dios como si fuera su Auxilio Divino.  Le llaman solo cuando las cosas se les salen de control.  ¿Es Dios su copiloto en caso que usted se pierda?

¿Quiere usted a Dios, o sólo Sus bendiciones?

Algunos piensan que la prioridad de Dios es hacerme feliz aquí en la tierra.  De hecho, Él sí quiere que seamos felices, pero Dios no quiere que nuestra felicidad sea temporal, Él quiere darnos felicidad duradera.

Si fuera dejado en nuestras manos, aceptaríamos la felicidad temporal.

Debido a que Dios nos ama tanto y quiere lo mejor para nosotros, Él no nos dejará estar satisfechos con menos de lo que Él tiene para nosotros. La felicidad verdadera es uno de los resultados de vivir en armonía (comunión) con Él.

¿Quién sabe lo que me satisfaría más, yo o Dios?  Entramos en la vida cristiana con una lista mental de lo que es bueno y lo que es malo, lo que me hace feliz y lo que no me hace feliz.  Necesitamos desaprender muchos hábitos y conceptos equivocados que trajimos a la vida cristiana, y algunos que hemos aprendido desde nuestra conversión.  Como creyentes no podemos esperar que Dios quepa dentro de nuestro programa.  Él tiene cosas mejores, cosas que sólo pueden ser experimentadas a través de la confianza en Él.

Romanos 12:1-2  Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios.  No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.

¿Puede usted hacer buenas obras espirituales cuando está viviendo en desarmonía con el Espíritu Santo?  ¡Absolutamente!  Usted puede hacer muchas cosas que parecen buenas según la perspectiva humana, como por ejemplo, asistir a los servicios de la iglesia, leer su Biblia, orar, dar ofrendas, etc.

Hacer tales obras no es una garantía de que esté viviendo en armonía con el Señor.

1 Corintios 13:1-3  (Pablo nos advierte) Si hablo en lenguas humanas y angelicales, pero no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o un platillo que hace ruido.  Si tengo el don de profecía y entiendo todos los misterios y poseo todo conocimiento, y si tengo una fe que logra trasladar montañas, pero me falta el amor, no soy nada.  Si reparto entre los pobres todo lo que poseo, y si entrego mi cuerpo para que lo consuman las llamas, pero no tengo amor, nada gano con eso.


16)  Cómo identificar “problemas no resueltos"

A menudo, estar sobrecargado por el pecado es un síntoma de un problema.  Hay una buena probabilidad que las áreas más problemáticas para usted sean síntomas y no la raíz del problema.  Es decir, Él no me permitirá vivir en comunión con Él y tener la victoria en un área de mi vida mientras conscientemente permito desobediencia y derrota en otra área.

¿Qué es lo que no le deja a usted vivir en armonía (comunión)?

¿Falta de perdón?

Marcos 11:25  … si tienen algo contra alguien, perdónenlo, …

¿Relaciones donde falta la reconciliación?

Mateo 18:15  »Si tu hermano peca contra ti, ve a solas con él y hazle ver su falta. Si te hace caso, has ganado a tu hermano.

Mateo 5:23-24  »... Ve y reconcíliate con tu hermano; y entonces ven y presenta tu ofrenda…

¿Falta de restitución?

Números 5:5-7  El Señor le ordenó a Moisés que les dijera a los israelitas: «El hombre o la mujer que peque contra su prójimo, traiciona al Señor y tendrá que responder por ello.  Deberá confesar su pecado y pagarle a la persona perjudicada una compensación por el daño causado, con un recargo del veinte por ciento. …

¿Pecado no confesado? (Considere que “pecado” es “cualquier cosa que no le agrada a Dios”)

Proverbios 28:13  Quien encubre su pecado jamás prospera; quien lo confiesa y lo deja, halla perdón.

1 Juan 1:9-10  Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad.  Si afirmamos que no hemos pecado, lo hacemos pasar por mentiroso y Su palabra no habita en nosotros.


17)  Necesidad de restauración

Sí, es verdad que el pecado es una ofensa en contra de la santidad de Dios.  Sin embargo, el efecto mayor que el pecado tiene en mi relación con Dios es que interrumpe mi comunión con Él, y no le permite bendecirme y usarme.  Dios no puede producir Su buen fruto a través de mi vida mientras permito que mi naturaleza humana reine.

Juan 15:4-5 (Jesús dijo)  Permanezcan en Mí, y Yo permaneceré en ustedes. Así como ninguna rama puede dar fruto por sí misma, sino que tiene que permanecer en la vid, así tampoco ustedes pueden dar fruto si no permanecen en Mí.  Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en Mí, como Yo en él, dará mucho fruto; separados de Mí no pueden ustedes hacer nada. [Es decir, nada de valor eterno delante de Dios.]

Sólo lo que es motivado por el Espíritu Santo tiene valor eterno.

El Rey David es un ejemplo de un creyente que vivía fuera de la comunión por alrededor de 9 mesesPresione aqui para leer la historia en 2 Samuel 11:1 - 12:25

El deseo de Dios es que usted sea restaurado rápidamente.

El Espíritu Santo quiere revelarle lo que está interrumpiendo su comunión.  Usted sólo necesita ser honesto con Él y estar de acuerdo con lo que Él le muestra.  Pídale al Señor que le muestre de qué manera usted le ha ofendido.