1-13 Las Tres Etapas

1-13 Las Tres Etapas Principales de la Vida Cristiana Normal


Esta lección revisa los conceptos discutidos previamente. Recuerda que la vida cristiana es una progresión de crecimiento.

  1. Entro en mi "nueva" vida con (1) la decisión de salvación
  2. Luego tomo una decisión de Señoría (2), lo que significa que Jesús es el que maneja mi vida. (Esta decisión debe tomarse al mismo tiempo que la decisión de Salvación, pero muchas veces viene después).
  3. La decisión del Señorío me permite Permanecer (3) en Cristo en todo momento.
  4. El resultado es (4) el fruto espiritual que Dios produce cada vez más a través de mí cuando lo permito.


1)  Salvación - Una Decisión

Juan 5:24  Ciertamente les aseguro que el que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida eterna y no será juzgado, sino que ha pasado de la muerte a la vida.

1 Juan 5:13  Les escribo estas cosas a ustedes que creen en el nombre del Hijo de Dios, para que sepan que tienen vida eterna.




2)  Su Señorío - Una Decisión

Mateo 11:28-30  Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.   Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma. Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana.

Hebreos 3:19, 4:11  Como podemos ver, no pudieron entrar por causa de su incredulidad.  Esforcémonos, pues, por entrar en ese reposo, para que nadie caiga al seguir aquel ejemplo de desobediencia.

1 Corintios 7:23  Ustedes fueron comprados por un precio; no se vuelvan esclavos de nadie.




3)  Permaneciendo en Cristo - Un Proceso

La meta es estar en comunión continua.  Ser un instrumento disponible y útil

Juan 15:4-5  Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Así como ninguna rama puede dar fruto por sí misma, sino que tiene que permanecer en la vid, así tampoco ustedes pueden dar fruto si no permanecen en mí. »Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada.

1 Juan 1:7  Pero si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado.

Romanos 6:13  No ofrezcan los miembros de su cuerpo al pecado como instrumentos de injusticia; al contrario, ofrézcanse más bien a Dios como quienes han vuelto de la muerte a la vida, presentando los miembros de su cuerpo como instrumentos de justicia.

2 Timoteo 2:21  Si alguien se mantiene limpio, llegará a ser un vaso noble, santificado, útil para el Señor y preparado para toda obra buena.


 



4)  Mientras Estoy Permaneciendo en Comunión con el Espíritu Santo, Él Produce Su Fruto a Través de Mí

El fruto espiritual eterno es lo que el Espíritu Santo produce a través de mi vida.

El Espíritu Santo produce Su fruto

Gálatas 5:22-23  ... el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. ...

Juan 15:5  Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada.

Juan 15:16  No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre.

Dios se glorifica a través de mi vida

Juan 15:8  Mi Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto y muestran así que son mis discípulos.

Él me hace crecer espiritualmente

Juan 15:2  ... toda rama que da fruto la poda para que dé más fruto todavía.

Él utiliza el don espiritual que me dio

1 Corintios 12:7  A cada uno se le da una manifestación especial del Espíritu para el bien de los demás.

Él crea recompensas eternas para mí

2 Corintios 4:17  los sufrimientos ligeros y efímeros que ahora padecemos producen una gloria eterna ...

Él atrae a otros a través de mí vida

Juan 13:35  ... todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros.

Hechos 1:8  ... recibirán poder y serán mis testigos ...



El siguiente testimonio de una señora llamada “Vera”, ilustra las 3 Etapas Principales de la vida cristiana

 incluyendo un momento desafortunado en su vida cuando ella vivió en su experiencia de "desierto espiritual"

1)  A pesar de que se debería someterse al Señorío de Cristo desde la conversión, muchas veces esta decisión no se hace hasta años más tarde.

2)  Un verdadero rendimiento de la voluntad será seguido por un cambio de comportamiento. (Repase la lección 1-7, si es necesario)

  • Where am I in my spiritual development? 

  • Is God producing fruit through me? 

    • If not, then am I abiding -- in daily, constant fellowship with Him? 

    • If not, then have I made a Lordship decision, allowing Him access to all the "rooms of my house"?   



1)  La Salvación - Una Decisíon

Cristo como “Salvador”

Vera recuerda su conversión en una pequeña iglesia en el estado de Kansas: "Cuando se dio la invitación para recibir a Cristo como Salvador, yo sabía que debía pasar adelante. Pero mis pies parecían pegados al piso. Finalmente, al terminar el verso del himno 'Casi Persuadido', yo fui adelante e hice mi confesión de fe."

Ella como nueva creyente debería haber sido personalmente discipulada en este tiempo crítico, lo que probablemente habría evitado los siguientes años de andar vagando en un desierto espiritual.




Vagando en un Desierto Espiritual

Después de graduarse de la escuela secundaria, Vera enseñaba en una escuela primaria.  Su carrera como maestra terminó cuando ella se casó.


2)  El Señorío - Una Decisión

Cristo como “Señor”

(Después de algunos años de andar vagando en un desierto espiritual)

Vera se relaciona.  "Estuve casada varios años cuando el Señor me llamó la atención”, relató Vera. 

"Un día en casa, me vino una profunda convicción, y supe que tenía que rendir mi vida al Señorío de Jesús.”


3)  Permaneciendo En Cristo - Un Proceso

Cambios de comportamiento producidos por el poder transformador del Espiritu Santo.

Cambios ocurrieron que no puedo explicar, pero yo sé que fue la obra del Señor en mí."

Vera se comunicó con algunas personas que ella podría haber ofendido, para pedirles perdón.  Empezó a crecer en ella un nuevo deseo de estudiar la Biblia.  "De niña había memorizado Juan 3:16 y el Salmo 23, pero nunca había tenido interés en aprender más", confesó.  "Desde entonces he querido aprender todo".

Para profundizar su comprensión de la Palabra de Dios, sintonizaba programas evangélicos en su radio.  Y la oración llegó a ser una parte integra de su rutina diaria.

A través de los años, mientras ella ayudó en la granja y en criar a su hijo, Vera continuaba estudiando la Biblia y manteniendo su régimen de oración.  Cuando Vera y su esposo decidieron jubilarse, se trasladaron y se unieron a una iglesia que enseñaba la Biblia, donde Vera fue pronto reconocida por su conocimiento bíblico y por su fidelidad en la oración.


4)  Mientras Estoy Permaneciendo En Comunión Con El Espíritu Santo, Él Produce Su Fruto A Través De Mí

Cambios de comportamiento producidos por el poder transformador del Espiritu Santo.

A través del teléfono y las visitas personales ella ha alentado a muchos.  Ellos que buscaban han recibido consejos espirituales que Vera compartía como resultado de su relación con el Señor.

La fuente de esta historia es desconocida.