1-10 Versículos

1-10 Versículos Relacionados con el Permanecer en Cristo


1)  Mientras “permanezco”, estoy representado como una rama de una vid que da fruto.

Juan 15:1-6  (Jesús dijo) »Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador.  Toda rama que en mí no da fruto, la corta; pero toda rama que da fruto la poda para que dé más fruto todavía.  Ustedes ya están limpios por la palabra que les he comunicado.  Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes.  Así como ninguna rama puede dar fruto por sí misma, sino que tiene que permanecer en la vid, así tampoco ustedes pueden dar fruto si no permanecen en mí.  Yo soy la vid y ustedes son las ramas.  El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada. El que no permanece en mí es desechado y se seca, como las ramas que se recogen, se arrojan al fuego y se queman.  (Un estudio más detallada se encuentra en la Lección 3-10)

:7-11  Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran, y se les concederá.  Mi Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto y muestran así que son Mis discípulos.  Así como el Padre me ha amado a mí, también yo los he amado a ustedes. Permanezcan en mi amor.  Si obedecen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo he obedecido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.  Les he dicho esto para que tengan Mi alegría y así su alegría sea completa

:12-16  Y éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado. Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos.  Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando.  Ya no los llamo siervos, porque el siervo no está al tanto de lo que hace su amo; los he llamado amigos, porque todo lo que a mi Padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes.  No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre.

Gálatas 5:22-23  ... el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio.  No hay ley que condene estas cosas.

¿Acaso la rama produce el fruto? o ¿es simplemente el conducto (instrumento, vasija) a través del cual corre la vida de la vid?


2) Ilustraciones del Permanecer



a)  Mientras “permanezco” estoy representado como un conducto (vasija, un instrumento).

2 Timoteo 2:20-21  Pero en una casa grande, no solamente hay utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y unos son para usos honrosos, y otros para usos viles. Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra.

Una “llave de agua” puede ser un ejemplo útil.  A pesar de que la presión del agua siempre es constante, la llave tiene que mantenerse en la posición de “abierta” para que el agua corra libremente.  Durante el tiempo que no permanezco en comunión con el Espíritu Santo, la llave está en “cerrada”.


b)  Mientras “permanezco”, permito que el “agua viva” de Dios corra a través de mí.

Jeremías 2:13  ... a mí, fuente de agua viva, … (Ver también Jer. 17:13)

Juan 4:14  (Jesús dijo) pero el que beba del agua que yo le daré, no volverá a tener sed jamás, sino que dentro de él esa agua se convertirá en un manantial del que brotará vida eterna.

Juan 7:37-39  ... Jesús se puso de pie y exclamó: ¡Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba! De aquel que cree en mí, como dice la Escritura, brotarán ríos de agua viva.  Con esto se refería al Espíritu que habrían de recibir más tarde los que creyeran en él, porque el Señor no había sido glorificado aún.

Santiago 3:8-12  Con la lengua bendecimos a nuestro Señor y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, hechos a imagen de Dios.  De una misma boca salen la bendición y la maldición. Esto, hermanos míos, no debe ser así.  ¿Puede acaso brotar de una misma fuente agua dulce y agua salada?  Hermanos míos, ¿acaso puede dar aceitunas una higuera o higos una vid? Tampoco puede dar agua dulce una fuente de agua salada.



c)  Mientras “permanezco” estoy representado como un foco eléctrico mediante el cual la luz de Dios puede brillar.

  • La electricidad representa la vida de Dios corriendo a través de mí.
  • El foco me representa como creyente.
  • La luz que brilla representa el fruto del Espíritu Santo

Mientras yo permanezco en comunión con el Espíritu Santo (conectado, interruptor “encendido”), estoy permitiendo que Su vida (electricidad) corra cada vez más a través de mí (foco), lo cual Él usará entonces para influenciar y atraer a otros.

Mateo 5:14-16  Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse.  Ni se enciende una lámpara para ponerla debajo de una caja.  Por el contrario, se pone en el candelero para que alumbre a todos los que están en la casa.  Dejen que su luz brille delante de los hombres, de manera que puedan ver sus buenas obras y glorificar a su Padre que está en el cielo.

2 Corintios 4:6-7  Porque Dios, que dijo: “Que de la oscuridad brille la luz”, hizo brillar su luz en nuestro corazón para darnos la Luz del conocimiento de la gloria de Dios que brilla en el rostro de Cristo.  Pero tenemos este tesoro en vasijas de barro para mostrar que este sublime poder viene de Dios y no de nosotros.

Filipenses 2:15  ... hijos de Dios sin culpa en medio de una generación torcida y depravada.  En ella ustedes brillan como luces en el mundo,



d)  Mientras “permanezco”, estoy caminando en la luz de la presencia de Dios.

1 Juan 1:5-10  ... Éste es el mensaje que hemos oído de él y que les anunciamos: Dios es luz y en él no hay ninguna oscuridad.  Si afirmamos que tenemos comunión con él, pero vivimos en la oscuridad, mentimos y no ponemos en práctica la verdad. 

Pero si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado.  Si afirmamos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y no tenemos la verdad.  Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad.  Si afirmamos que no hemos pecado, lo hacemos pasar por mentiroso y su palabra no habita en nosotros.

1 Juan 2:8-11  ... la oscuridad se va desvaneciendo y ya brilla la luz verdadera.  El que afirma que está en la luz, pero odia a su hermano, todavía está en la oscuridad.  El que ama a su hermano permanece en la luz, y no hay nada en su vida que lo haga tropezar.  Pero el que odia a su hermano está en la oscuridad y en ella vive, y no sabe a dónde va porque la oscuridad no lo deja ver.

Juan 8:12  ... Jesús se dirigió a la gente, y les dijo: Yo soy la luz del mundo.  El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la Luz de la vida.





3)  Dios ha diseñado que la comunión saludable entre una pareja de Creyentes sirva como una ilustración de la comunión contínua entre el Espiritu Santo y un Creyente.

Si tengo dudas sobre cómo debería relacionarme con el Espíritu Santo, puedo preguntarme a mí mismo, ¿cómo debería relacionarme con mi cónyuge (o con un buen amigo)?

NOTA: “El someterse uno al otro”, NO se trata de que un cónyuge dé órdenes y tome todas las decisiones. Más bien, pensemos en lo que Dios nos enseña en Filipenses 2:3-5: No sea egoísta; no trate de impresionar a nadie. Sea humilde, es decir, considere a otros como mejores que usted. No se ocupe sólo de sus propios intereses, sino también procure interesarse en los demás (está incluido su esposo o esposa). Tenga la misma actitud que tuvo Cristo Jesús.

Se habla de nuestra propia actitud, NO una actitud que exigimos de otro. Veamos también el pasaje en Efesios 5:21-33, donde se menciona el someterse en el contexto de ser "imitadores de Dios" y de "andar en amor”. ​

Efesios 5:21-33  Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor.  Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza y salvador de la iglesia, la cual es su cuerpo.  Así como la iglesia se somete a Cristo, también las esposas deben someterse a sus esposos en todo. 

Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra, para presentársela así mismo como una iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni ninguna otra imperfección, Sino santa e intachable.  Así mismo el esposo debe amar a su esposa como a su propio cuerpo.  El que ama a su esposa se ama a sí mismo, pues nadie ha odiado jamás a su propio cuerpo; al contrario, lo alimenta y lo cuida, así como Cristo hace con la iglesia, porque somos miembros de su cuerpo. 

Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo.  Este misterio es magnífico; pero yo me refiero a Cristo y a la iglesia.  En todo caso, cada uno de ustedes ame también a su esposa como a sí mismo, y que la esposa respete a su esposo.  

Juan 17:21-22  para que todos sean uno. Padre, así como tú estás en mí y yo en ti, permite que ellos también estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado. 22 Yo les he dado la gloria que me diste, para que sean uno, así como nosotros somos uno:

Gálatas 3:28  Ya no hay judío ni griego, esclavo ni libre, hombre ni mujer, sino que todos ustedes son uno solo en Cristo Jesús.

Génesis 2:24  Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

1 Corintios 6:17  ... el que se une al Señor, un espíritu es con Él.

Colosenses 3:18-19  Esposas, sométanse a sus esposos, como conviene en el Señor.  Esposos, amen a sus esposas y no sean duros con ellas.

1 Pedro 2:18 – 3:7  Criados, sométanse con todo respeto a sus amos, no sólo a los buenos y comprensivos sino también a los insoportables. Porque es digno de elogio que, por sentido de responsabilidad delante de Dios, se soporten las penalidades, aun sufriendo injustamente. Pero ¿cómo pueden ustedes atribuirse mérito alguno si soportan que los maltraten por hacer el mal? En cambio, si sufren por hacer el bien, eso merece elogio delante de Dios.  Para esto fueron llamados, porque Cristo sufrió por ustedes, dándoles ejemplo para que sigan sus pasos.  Él no cometió ningún pecado, ni hubo engaño en su boca.  Cuando proferían insultos contra él, no replicaba con insultos; cuando padecía, no amenazaba, sino que se entregaba a aquel que juzga con justicia.  ... 

Así mismo, esposas, sométanse a sus esposos, ... Ustedes, maridos, igualmente, vivan con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que sus oraciones no tengan estorbo.

El matrimonio consiste en un evento (una ceremonia, un pacto), seguido de un proceso.  La Ceremonia representa una renuncia a mi derecho a tomar decisiones independientes, a favor de unirme en yugo con otro.

El proceso de matrimonio estea diseñado para ser una relación en crecimiento, donde aprendemos a convivir y caminar en armonía con nuestro cónyuge.  Este proceso representa la manera en que un creyente debe aprender a vivir y caminar en armonía con el Señor. 

Malaquías 2:14  ... el Señor actúa como testigo entre tú y la esposa de tu juventud, ... la esposa de tu pacto.



1-10  Versículos Relacionados con el Permanecer en Cristo.pdf 1-10 Versículos Relacionados con el Permanecer en Cristo