Estudio sobre David y Saúl

3-3 Dos Categorías de Creyentes



Un Resumen del Gráfico:

  • Queremos cambiar el enfoque del “comportamiento” (El Rey Saúl) a “una transformación interna” (El Rey David).

Proverbios 3:5-6  Confía en el Señor con todo tu corazón; no dependas de tu propio entendimiento.  Busca Su voluntad en todo lo que hagas, y Él te mostrará cuál camino tomar.

  • Romanos 12:1-2  Por lo tanto, amados hermanos, les ruego que entreguen su cuerpo a Dios por todo lo que él ha hecho a favor de ustedes. Que sea un sacrificio vivo y santo, la clase de sacrificio que a él le agrada. Esa es la verdadera forma de adorarlo. No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.

LA RELEVANCIA PARA MÍ COMO CREYENTE:

1) El objetivo de esta lección es enfatizar el concepto de que la comunidad cristiana está dividida en dos grupos, cuya mayor diferencia radica en la actitud hacia la autoridad (el Señorío) de Jesús en la vida cristiana..

2) Muchos creyentes perciben que la autoridad, sobre su vida está dividida.  Piensan que Dios gobierna en algunas áreas, mientras que ellos mismos tienen autoridad sobre otras; y que ellos tienen el derecho de decidir sobre qué áreas de su vida Dios puede gobernar.  El problema reside en que Jesús declaró claramente que no puede haber más que un solo señor en la vida del creyente.

Mateo 6:24 »Nadie puede servir a dos amos. Pues odiará a uno y amará al otro; será leal a uno y despreciará al otro. No se puede servir a Dios y al dinero.

3) A menos que se le enseñe lo contrario, la tendencia natural del creyente es de asumir autoridad sobre su vida, y otorgarle a Dios áreas “espirituales” limitadas.

4) La mayoría de las iglesias y creyentes enseñan a los nuevos convertidos que el delegar la autoridad sobre sus vidas es un largo proceso en lugar de una decisión consciente que se hace una sola vez. Tal proceso puede dar como resultado que el creyente, muchas veces inconscientemente, le otorga a sus propias prioridades un lugar más importante que a las prioridades de Dios.

5) El discipulador necesita entender la manera en que el discípulo percibe la autoridad de Dios sobre su vida.  Los creyentes que han reconocido el señorío de Cristo sobre sus vidas, generalmente pueden identificar el momento y las circunstancias que rodearon tal evento.  La razón es que la decisión de aceptar los derechos de autoridad de Cristo no ha sido casual.

6) El creyente debe de entender la verdad absoluta de que Dios es su Dueño. No depende, de ninguna manera, de que el creyente acepte o reconozca esa verdad. El aceptar (reconocer) lo que Dios dice, simplemente elimina un gran obstáculo que, de otra manera, obstruiría a Dios de usar y bendecir al creyente en la manera que Él desea; dándole al Señor la libertad de cumplir sus planes perfectos en y a través de la vida del creyente. Al rechazar el señorío absoluto de Dios, el creyente usurpa la autoridad que no le pertenece.

Lucas 6:46 (Jesús preguntó) ¿Por qué me llaman ustedes “Señor, Señor”, y no hacen lo que les digo?

7) El creyente que trata de servir a dos señores (Dios y él mismo) ha dividido la lealtad (doble ánimo), intentando satisfacer a Dios y al mismo tiempo teniéndolo como alguien que le va a ayudar a lograr sus propias metas y aspiraciones.

8) El rey Saúl es un ejemplo de un creyente que no estaba dispuesto a rendir su voluntad a Dios, sino a confiar en su propio criterio. En completo contraste, el rey David es un ejemplo de un creyente que aceptó la autoridad de Dios sobre su vida.  Obviamente, David fue culpable de pecados graves. Los pecados del rey Saúl no aparentaban ser tan graves a los ojos humanos, a pesar de que la desaprobación de Dios es muy evidente, debido a la falta de disposición de Saúl en aceptar la autoridad de Dios.  EL PROBLEMA DEL REY SAÚL ESTABA EN SU VOLUNTAD, MIENTRAS QUE EL DEL REY DAVID ESTABA EN SU COMPORTAMIENTO.

9) Cada creyente se ve a si mismo como un siervo de Dios, o ve a Dios como su siervo.

10) Queremos distinguir entre una actitud “espiritual” y una actitud “carnal”, como lo hace Dios en Proverbios 3:5-6. UN CREYENTE PUEDE SER ESPIRITUAL, SIN SER MADURO.


El Rey Saúl – Un Creyente Carnal

(El Rey Saúl reinó por 40 años – (Hechos 13:21)

Estos dos reyes fueron escogidos por Dios, y Su presencia en ellos fue evidente.  Los dos fueron desobedientes a Dios y ambos fueron confrontados por ciertos profetas (Samuel y Natán).

No obstante, sus respuestas revelaron una distinta disposición del corazón hacia Dios.

El hombre tiende a guiarse por la apariencia (y es fácilmente engañado), pero Dios ve la disposición del corazón (y nunca es engañado).

1 Samuel 16:7 (El Señor dijo)  ...  La gente se fija en las apariencias, pero Yo me fijo en el corazón.


1)  Dios Escogió al Rey Saúl, y la Acción del Espíritu Santo fue evidente en su vida.

1 Samuel 9:17 Cuando Samuel vio a Saúl, el Señor le dijo: «Ahí tienes al hombre de quien te hablé; él gobernará a Mi pueblo.»

1 Samuel 10:6-7 Entonces el Espíritu del Señor vendrá sobre ti con poder, y tú profetizarás con ellos y serás una nueva persona.  Cuando se cumplan estas señales que has recibido, podrás hacer todo lo que esté a tu alcance, pues Dios estará contigo.

1 Samuel 10:9-10 ... Dios le cambió el corazón, y ese mismo día se cumplieron todas esas señales.  ... el Espíritu de Dios vino con poder sobre Saúl, quien cayó en trance profético ...


2)  La apariencia del Rey Saúl era muy atractiva y aprobada por todos.

1 Samuel 9:2  ... Saúl, que era buen mozo y apuesto como ningún otro israelita, tan alto que los demás apenas le llegaban al hombro.

1 Samuel 10:22–24 ... Dijo entonces Samuel a todo el pueblo: —¡Miren al hombre que el Señor ha escogido!  ¡No hay nadie como él en todo el pueblo!  ...  —¡Viva el rey! —exclamaron todos.


3)  Samuel mandó al Rey Saúl a que esperara por él para ofrecer un sacrificio a Dios.

1 Samuel 10:8 (Samuel le dijo a Saúl) »Baja luego a Guilgal antes que yo.  Allí me reuniré contigo para ofrecer holocaustos y sacrificios de comunión, y cuando llegue, te diré lo que tienes que hacer. Pero tú debes esperarme siete días.

Nota:  El profeta Samuel iba a llegar el séptimo día, pero Saúl no lo esperó, y tomando la responsabilidad de un sacerdote, ofreció el sacrificio de paz.

Levítico 6:8-13 Entonces el Señor le dijo a Moisés: «Da a Aarón y a sus hijos las siguientes instrucciones con respecto a la ofrenda quemada: la ofrenda quemada se dejará encima del altar hasta la mañana siguiente, y el fuego del altar debe mantenerse encendido durante toda la noche. En la mañana, después de que el sacerdote de turno se haya puesto las ropas oficiales de lino y también la ropa interior de lino, deberá limpiar las cenizas de la ofrenda quemada y ponerlas junto al altar. Luego deberá quitarse estas vestiduras, cambiarse a su ropa normal y llevar las cenizas fuera del campamento a un lugar ceremonialmente puro. Entre tanto, el fuego del altar debe mantenerse ardiendo; nunca deberá apagarse. Cada mañana el sacerdote le echará leña nueva al fuego. Luego acomodará la ofrenda quemada sobre él, y también quemará la grasa de las ofrendas de paz. Recuerden, el fuego del altar siempre debe estar encendido; nunca debe apagarse.

1 Samuel 13:8–14

:8-11  Allí estuvo esperando siete días, según el plazo indicado por Samuel, pero éste no llegaba.  Como los soldados comenzaban a desbandarse, Saúl ordenó: «Tráiganme el holocausto y los sacrificios de comunión»; y él mismo ofreció el holocausto.  En el momento en que Saúl terminaba de celebrar el sacrificio, llegó Samuel.  Saúl salió a recibirlo, y lo saludó.

11-12 Pero Samuel le reclamó: —¿Qué has hechoY Saúl le respondió: —Pues como vi que la gente se desbandaba, que tú no llegabas en el plazo indicado, y que los filisteos se habían juntado en Micmás, pensé: “Los filisteos ya están por atacarme en Guilgal, y ni siquiera he implorado la ayuda del Señor.”  Por eso me atreví a ofrecer el holocausto.

13-14  —¡Eres un necio! —le replicó Samuel—.  No has cumplido el mandato que te dio el Señor tu Dios.  El Señor habría establecido tu reino sobre Israel para siempre, pero ahora te digo que tu reino no permanecerá.  El Señor ya está buscando un hombre más de su agrado, pues tú no has cumplido Su mandato.


4)  Dios le dio otro mandato al Rey Saúl y volvió a desobedecer.

1 Samuel 15:1-35

:1-3 Un día Samuel le dijo a Saúl: ... Así dice el Señor Todopoderoso: “He decidido castigar a los amalecitas ...  Así que ve y ataca a los amalecitas ahora mismo.  Destruye por completo todo lo que les pertenezca; no les tengas compasión.  Mátalos a todos, hombres y mujeres, niños y recién nacidos, toros y ovejas, camellos y asnos.” »

:4-7 Entonces Saúl movilizó a su ejército en Telaim. Eran doscientos mil soldados de Israel y diez mil hombres de Judá. 5 Después Saúl y su ejército fueron a una ciudad de los amalecitas y se pusieron al acecho en el valle. 6 Saúl envió esta advertencia a los ceneos: «Apártense de donde viven los amalecitas o morirán junto con ellos. Pues ustedes fueron bondadosos con el pueblo de Israel cuando salió de Egipto». Así que los ceneos empacaron sus cosas y se fueron. 7 Luego Saúl mató a los amalecitas desde Havila hasta llegar a Shur, al oriente de Egipto.

a)  Otra vez Saúl prefirió seguir su propio razonamiento en lugar de seguir las instrucciones claramente dadas, debido a que no concordaban con su sentido común.

:8-9  A Agag, rey de Amalec, lo capturó vivo, pero a todos los habitantes los mató a filo de espada.  Además de perdonarle la vida al rey Agag, Saúl y su ejército preservaron las mejores ovejas y vacas, los terneros más gordos y, en fin, todo lo que era de valor.  Nada de esto quisieron destruir; sólo destruyeron lo que era inútil y lo que no servía.

Pregunta:  ¿Qué había de malo con el razonamiento de Saúl?

b)  Saúl estaba más preocupado en quedar bien con la gente, que con Dios.

:10-12 La palabra del Señor vino a Samuel: «Me arrepiento de haber hecho rey a Saúl, pues se ha apartado de Mí y no ha llevado a cabo Mis instrucciones.»  ...  Por la mañana, muy temprano, se levantó y fue a encontrarse con Saúl, pero le dijeron: «Saúl se fue a Carmel, y allí se erigió un monumento.  Luego dio una vuelta y continuó hacia Guilgal.»

Pregunta:  ¿Cuál fue el propósito de ese monumento?

c)  Cuando Saúl fue confrontado por Samuel, él defendió su forma de actuar.

:13-15  Cuando Samuel llegó, Saúl le dijo: —¡Que el Señor te bendiga!  He cumplido las instrucciones del Señor.  —Y entonces, ¿qué significan esos balidos de oveja que me parece oír? —le reclamó Samuel—.  ¿Y cómo es que oigo mugidos de vaca?  —Son las que nuestras tropas trajeron del país de Amalec —respondió Saúl—.  Dejaron con vida a las mejores ovejas y vacas para ofrecerlas al Señor tu Dios, pero todo lo demás lo destruimos.

:16-19  ¡Basta! —lo interrumpió Samuel—.  Voy a comunicarte lo que el Señor me dijo anoche.  —Te escucho —respondió Saúl.  Entonces Samuel le dijo: —¿No es cierto que, aunque te creías poca cosa, has llegado a ser jefe de las tribus de Israel? ¿No fue el Señor quien te ungió como rey de Israel, y te envió a cumplir una misión? Él te dijo: “Ve y destruye a esos pecadores, los amalecitas.  Atácalos hasta acabar con ellos.”  ¿Por qué, entonces, no obedeciste al Señor? ¿Por qué echaste mano del botín e hiciste lo que ofende al Señor?

:20-21  —¡Yo sí he obedecido al Señor! —insistió Saúl—.  He cumplido la misión que Él me encomendó.  Traje prisionero a Agag, rey de Amalec, pero destruí a los amalecitas.  Y del botín, los soldados tomaron ovejas y vacas con el propósito de ofrecerlas en Guilgal al Señor tu Dios.

:22-23 Samuel respondió: «¿Qué le agrada más al Señor: que se le ofrezcan holocaustos y sacrificios, o que se obedezca lo que Él dice?  El obedecer vale más que el sacrificio, y el prestar atención, más que la grasa de carneros.  La rebeldía es tan grave como la adivinación, y la arrogancia, como el pecado de la idolatría.  Y como tú has rechazado la palabra del Señor, Él te ha rechazado como rey.»

Pregunata: Explique el proceso de razonamiento carnal de Saúl.  ¿En qué se equivocó?

d) Saúl finalmente reconoció su pecado, pero seguía buscando la aprobación de la gente, y no la de Dios.

:24-25¡He pecado! —admitió Saúl—.  He quebrantado el mandato del Señor y tus instrucciones.  Los soldados me intimidaron y les hice caso.  Pero te ruego que perdones mi pecado, y que regreses conmigo para adorar al Señor.

:26-29 —No voy a regresar contigo —le respondió Samuel—.  Tú has rechazado la palabra del Señor, y Él te ha rechazado como rey de Israel.  Cuando Samuel se dio vuelta para irse, Saúl le agarró el borde del manto, y se lo arrancó.  Entonces Samuel le dijo: —Hoy mismo el Señor ha arrancado de tus manos el reino de Israel, y se lo ha entregado a otro [a David] más digno que tú.

:30-35¡He pecado! —respondió Saúl—.  Pero te pido que por ahora me sigas reconociendo ante los ancianos de mi pueblo y ante todo Israel.  Regresa conmigo para adorar al Señor tu Dios.  Samuel regresó con él, y Saúl adoró al Señor.  ...

Nota: Los creyentes carnales tienden a relacionarse con los problemas en forma horizontal (en relación con la gente y las circunstancias), los creyentes espirituales lo hacen en forma vertical (en relación con Dios).

e) El Señor nos explica porque murió el Rey Saúl.

1 Crónicas 10:13-14 Saúl murió por haberse rebelado contra el Señor, pues en vez de consultarlo, desobedeció Su palabra y buscó el consejo de una adivina.  Por eso el Señor le quitó la vida y entregó el reino a David hijo de Isaí.


El Rey David – Un Creyente Espiritual

(El Rey David reinó por 40 años – (2 Samuel 5:4-5)

1)  Como el Rey Saúl, Dios escogió al Rey David, y la presencia del Espíritu Santo fue evidente en su vida.

1 Samuel 16:1 El Señor le dijo a Samuel: —¿Cuánto tiempo vas a quedarte llorando por Saúl, si ya lo he rechazado como rey de Israel?  Mejor llena de aceite tu cuerno, y ponte en camino. Voy a enviarte a Belén, a la casa de Isaí, pues he escogido como rey a uno de sus hijos.

1 Samuel 16:13 Samuel tomó el cuerno de aceite y ungió al joven en presencia de sus hermanos. Entonces el Espíritu del Señor vino con poder sobre David, y desde ese día estuvo con él.

1 Samuel 16:18 Uno de los cortesanos [describió a David]: … Es valiente, hábil guerrero, sabe expresarse y es de buena presencia. Además, el Señor está con él. …

1 Samuel 18:14 David tuvo éxito en todas sus expediciones, porque el Señor estaba con él.

Salmos 16:8 (DavidSiempre tengo presente al Señor; con Él a mi derecha, nada me hará caer.

Salmos 34:1–2 (Salmo escrito por David) Bendeciré al Señor en todo tiempo; mis labios siempre lo alabarán.  Mi alma se gloría en el Señor; lo oirán los humildes y se alegrarán.

Psalm 63:1–8 (Salmo escrito por David) Oh Dios, Tú eres mi Dios; yo Te busco intensamente.  Mi alma tiene sed de Ti; todo mi ser Te anhela, cual tierra seca, extenuada y sedienta.  Te he visto en el santuario y he contemplado Tu poder y Tu gloria.  Tu amor es mejor que la vida; por eso mis labios Te alabarán.  Te bendeciré mientras viva, y alzando mis manos Te invocaré.  Mi alma quedará satisfecha como de un suculento banquete, y con labios jubilosos Te alabará mi boca.  En mi lecho me acuerdo de Ti; pienso en Ti toda la noche.  A la sombra de Tus alas cantaré, porque Tú eres mi ayuda.  Mi alma se aferra a Ti; Tu mano derecha me sostiene.


2)  Sin embargo, David ofendió a Dios y caminó fuera de comunión con Él por varios meses.  (2 Samuel 11) 

2 Samuel 11:1-27

:2–5 Una tarde ... (David) comenzó a pasearse por la azotea del palacio, y desde allí vio a una mujer que se estaba bañando.  La mujer era sumamente hermosa, por lo que David mandó que averiguaran quién era, y le informaron: «Se trata de Betsabé, que es hija de Elián y esposa de Urías el hitita.»  Entonces David ordenó que la llevaran a su presencia, y cuando Betsabé llegó, él se acostó con ella.  ...  así que quedó embarazada ...

:6–13 Entonces David le envió este mensaje a Joab: «Mándame aquí a Urías el hitita.» ...  Cuando Urías llegó, David ... le dijo: «Vete a tu casa y acuéstate con tu mujer.»  Tan pronto como salió del palacio, Urías recibió un regalo de parte del rey, pero en vez de irse a su propia casa, se acostó a la entrada del palacio, donde dormía la guardia real. ... David lo invitó a un banquete y logró emborracharlo.  A pesar de eso, Urías no fue a su casa ...

:14–25 A la mañana siguiente, David le escribió una carta a Joab, y se la envió por medio de Urías.  La carta decía: «Pongan a Urías al frente de la batalla, donde la lucha sea más dura.  Luego déjenlo solo, para que lo hieran y lo maten.»  ...  perdió la vida Urías el hitita.  Entonces Joab envió a David un informe ...  Entonces David le dijo al mensajero: —Dile a Joab de mi parte que no se aflija tanto por lo que ha pasado, pues la espada devora sin discriminar.

:26–27 ...  Después del luto, David mandó que se la llevaran al palacio y la tomó por esposa.  Con el tiempo, ella le dio un hijo.  Sin embargo, lo que David había hecho le desagradó al Señor.

a) Así como el profeta Samuel confrontó a Saúl, el profeta Natán confrontó a David.

2 Samuel 12:1–4 El Señor envió a Natán para que hablara con David.  Cuando este profeta se presentó ante David, le dijo:

—Dos hombres vivían en un pueblo.  El uno era rico, y el otro pobre.  El rico tenía muchísimas ovejas y vacas; en cambio, el pobre no tenía más que una sola ovejita que él mismo había comprado y criado. 

La ovejita creció con él y con sus hijos: comía de su plato, bebía de su vaso y dormía en su regazo.  Era para ese hombre como su propia hija.  Pero sucedió que un viajero llegó de visita a casa del hombre rico, y como éste no quería matar ninguna de sus propias ovejas o vacas para darle de comer al huésped, le quitó al hombre pobre su única ovejita.

:5–6 Tan grande fue el enojo de David contra aquel hombre, que le respondió a Natán: —¡Tan cierto como que el Señor vive, que quien hizo esto merece la muerte!

:7–12 Entonces Natán le dijo a David: —¡Tú eres ese hombre!  Así dice el Señor, Dios de Israel: “Yo te ungí como rey sobre Israel, y te libré del poder de Saúl.  Te di el palacio de tu amo, y puse sus mujeres en tus brazos.  También te permití gobernar a Israel y a Judá.  Y por si esto hubiera sido poco, te habría dado mucho más.  ¿Por qué, entonces, despreciaste la palabra del Señor haciendo lo que Me desagrada? ¡Asesinaste a Urías el hitita para apoderarte de su esposa!  ¡Lo mataste con la espada de los amonitas!  Por eso la espada jamás se apartará de tu familia, pues me despreciaste al tomar la esposa de Urías el hitita para hacerla tu mujer.”  »Pues bien, así dice el Señor: “Yo haré que el desastre que mereces surja de tu propia familia, y ante tus propios ojos tomaré a tus mujeres y se las daré a otro, el cual se acostará con ellas en pleno día.  Lo que tú hiciste a escondidas, Yo lo haré a plena luz, a la vista de todo Israel.”

b) Al contrario de Saúl, David aceptó su culpabilidad de inmediato.

:12:13-14  ¡He pecado contra el Señor! —reconoció David ante Natán.  —El Señor ha perdonado ya tu pecado, y no morirás —contestó Natán—.  Sin embargo, tu hijo sí morirá, pues con tus acciones has ofendido al Señor.


3) El perdón de Dios para con David fue completo.

:12:24-25 Luego David fue a consolar a su esposa y se unió a ella.  Betsabé le dio un hijo, al que David llamó SalomónEl Señor amó al niño ...

Nota: Dios escogió a Salomón para edificar su templo. Salomón fue usado por Dios para escribir algunas porciones de las Escrituras. Salomón también figura en la genealogía de Jesús.

Años después de su muerte Dios testificó de David.

1 Reyes 14:8 …  mi siervo David, que cumplió mis mandamientos y me siguió con todo el corazón, haciendo solamente lo que me agrada.

Hechos 13:22 Tras destituir a Saúl, les puso por rey a David, de quien dio este testimonio: “He encontrado en David, hijo de Isaí, un hombre conforme a Mi corazón; él realizará todo lo que Yo quiero.”


4) Discusión:

Los dos reyes Saúl y David eran creyentes.  Ambos pecaron.

Uno había rendido su voluntad al Señor y el otro no.

1.  Para Dios, ¿cuál pecado fue más grave?  ¿Por qué?

2.  ¿Se entiende por qué Dios los juzgó de esa forma?

3.  “Carnal” no significa que todo lo que se hace es incorrecto (delante de la gente), y “espiritual” no significa que todo lo que se hace está bien (delante de Dios).

King Saul is an Old Testament example of a believer who was unwilling to surrender his will to God, but rather chose to rely on his human understanding (self-dependence).
In stark contrast King David is an example of a believer who accepted God’s authority over his life. Obviously David was guilty of grave sins, yet God testifies of his disposition of submission in Acts 13:22.

Acts 13:22 After removing him, He raised up David as their king and testified about him: ‘I have found David the son of Jesse, a man loyal to Me,who will carry out all My will.’

King Saul’s sins may not outwardly seem as grievous to man, yet God’s disapproval is very evident, due to Saul’s unwillingness to accept His authority.

King Saul’s problem was one of not surrendering his will (Lordship), and being self-dependent.

King David had surrendered his will and chose to be God-dependent.  However, he sinned and his behavior required God's forgiveness.


Both Saul and David were believers. One had not surrendered his will (Lordship) to the Lord, and sinned; the other had surrendered his will to the Lord, but also sinned.

As a trait of life, Saul sought the approval of other people, while as a trait of life, David sought the approval of God.

In a poll or court of public opinion, whose sin would people consider more grievous? Why?

Whose sin did the Lord consider more grievous? Why? What were the consequences of their sins?

Self-dependence” (self-reliant) does not mean everything I do is wrong (before people), and “spiritual” does not mean everything I do is right (before God).

Integrity is doing the right thing, even when no one is watching.”  (When there’s only God and you.)